PROVICCSOL CASAS Y NO PALABRAS

Se reconoce a los hondureños el derecho de vivienda digna. El Estado formulará y ejecutará programas de vivienda de interés social.

La ley regulará el arrendamiento de viviendas y locales, la utilización del suelo urbano y la construcción, de acuerdo con el interés general.

Artículo 178 de la Constitución de la República de Honduras

 VISIÓN

Cumplir satisfactoriamente y en forma transparente, eficaz y eficiente la misión institucional y contribuir a la reforma de la institucionalidad del Sector Vivienda dentro del Sector Público  con el firme propósito de asegurar el mayor grado  de incidencia en la reducción  del déficit cuantitativo y cualitativo habitacional.

MISIÓN

Proveer de una vivienda digna y crédito solidario a la población de menores ingresos mediante el otorgamiento de financiamiento en condiciones crediticias concesionales y el beneficio de acceso al sistema nacional de subsidios habitacionales, estimulando políticas y prácticas de participación ciudadana   en el marco de la Economía Social.

VALORES

La Estrategia de PROVICCSOL parte de las entrañas del pueblo hondureño, que ha cosechado durante varios años de lucha por sus derechos y conquistas.

Esos principios son:

Solidaridad. Nos ayudamos en común y a quien se ayuda. Cada quien aporta de acuerdo a sus posibilidades. Ayudamos al más débil. Focalizamos la ayuda, en forma planificada en los grupos más vulnerables de la comunidad. Las viudas que no pueden, los huérfanos, las madres solas, las personas de tercera edad que están desamparadas, los desempleados, los que no tienen activos productivos, etc.

Equidad. Se trata de hacer justicia a los que han estado postergados y que no han visto la salida a su situación y necesitan de la mano solidaria del gobierno, de sus vecinos y de los que tienen más.

Auto Desarrollo. El desarrollo parte de las personas. Es de todos y para todos. La fuerza reside en acciones locales planificadas, concertadas sin imposiciones.

Transparencia. Todos conocemos la ejecutoria del programa. Además, exigimos la rendición de cuentas.

Integralidad. Se toma a la persona en sus diversas necesidades. La persona es el centro y meta de la acción solidaria ciudadana.

Descentralización. Se ejecuta en todo el país, no es centralista y se basa en los gobiernos locales y comunales y en las organizaciones de base. Es una forma de construir democracia participativa, es formar tejidos de poder.

Inclusión. Entran todos y todas sin exclusión por raza, credo religioso o político, con la condición que se iguale a los que ya tienen casa. Inclusive, velamos porque los propios pobres no se discriminen entre sí.

Participación. El proceso es propiedad de todos y somos partícipes en cada momento de los proyectos y durante todo el ciclo. Desde la idea del proyecto, pasando por su ejecución, cierre y operación. En el proyecto tendrán cabida todas las organizaciones y personas del proceso que cumplan con los requisitos y cumplan con las reglamentaciones.

Atención eficiente a las familias participantes. Se trata de un programa que provea calidez y esmero a los pobres. Abandonar las viejas prácticas de algunos empleados y funcionarios públicos en atención a los humildes.

Organización. Creemos que el trabajo organizado y programado da mejor resultado. Por ello, nos organizamos para actuar y trabajamos en forma sistemática para lograr objetivos comunes. La organización es macro, porque engloba objetivos amplios de cobertura y micro ya que se planifica y desarrolla cada vivienda con sentido solidario.

Sostenibilidad.Se pretende un proceso de cambio en las condiciones de vida de la población pobre, por medio de la creación de capacidades y a ampliación de oportunidades en las personas, cuidando y mejorando su entorno ambiental y tomando en cuenta los intereses de los vecinos y el porvenir de las futuras generaciones.

Por tanto, se pretende que los proyectos habitacionales, junto con el crédito solidario empresarial popular, sean solución para hoy y para el mañana. En esa línea, no solo deben ser techos para librarnos de la lluvia y el sol, deben ser instrumentos que provean un desarrollo digno de las familias, para formar una convivencia armónica, donde los niños puedan desarrollar sus facultades creativas, con los menores riesgos ambientales, sociales y económicos, así como dotados de la infraestructura educativa, cultural, deportiva, etc.

OBJETIVO GENERAL

Procurar el derecho a una vivienda digna y acceso al cr&´dito solidario, mediante la atención de las necesidades habitacionales requeridas por la población de menores ingresos, asegurando equidad, transparencia y eficiencia en la administración de los aportes públicos.

Leer Mas...

¿Que le parece la labor de PROVICCSOL?

Multimedia

Anuncio televisivo
Documental

 

 

¡El derecho a una vivienda digna es un derecho Constitucional!